30 mil razones para ocupar las calles

Por: Editorial | 15 de marzo de 2017

Marzo está ubicándose como un punto de inflexión para la ofensiva neoliberal del gobierno de Macri. A las multitudinarias y diversas movilizaciones de la semana pasada, se suma el inicio de un plan de lucha de los trabajadores y trabajadoras de la economía popular, la continuidad del paro docente, la convocatoria a la Marcha Federal Educativa y el 24 de marzo a 41 años del Golpe.

La demanda masiva de un paro general, que desnudó las vacilaciones de una dirigencia gremial todavía atada a una política de “diálogo” con el gobierno, no es únicamente una medida gremial natural frente a la continuidad del ajuste, sino que en este contexto se constituyó en algo mucho más profundo: la posibilidad de articular en un hecho político contundente el conjunto de las demandas expresadas por los distintos movimientos populares.

Por eso, es determinante que ocurra cuanto antes, para debilitar a un gobierno que no da muestras de ningún tipo de relajamiento y continúa anunciando tarifazos y sosteniendo el techo en las paritarias, aun cuando los propios números oficiales indican la continuidad de altas tasas de inflación y de la retracción del consumo y la actividad económica.

También porque fortalecerá cada uno de los reclamos populares, hará más fácil el camino para defender la educación pública y el salario docente, permitirá la implementación de la Ley de Emergencia Social y el masivo reclamo feminista para terminar con la desigualdad social y la violencia hacia las mujeres.

En este contexto, el 24 de marzo será un momento importante, a 41 años del Golpe, y frente a un gobierno que oscila entre la teoría de los dos demonios y directamente la apelación al discurso negacionista característico de los apologetas del Terrorismo de Estado. Como hemos aprendido a lo largo de estos 40 años, la defensa de los derechos humanos de ayer y hoy está entrelazada con todas las luchas populares. Que este 24 nos encuentre en unidad, demostrándole al gobierno que tenemos 30 mil razones para ocupar las calles.     

Temas de la nota: