“Bolívar tiene que hacer todavía”: IV Reunión de Coordinación Continental de ALBA Movimientos

Por: Gonzalo Armúa, integrante de la Secretaría Operativa continental de ALBA Movimientos. | 23 de noviembre de 2017

Los días 10, 11 y 12 de noviembre, tuvo lugar en Panamá la IV Reunión de Coordinación Continental de ALBA Movimientos, en un año de sentidas conmemoraciones para los pueblos del mundo. La reunión sesionó a 191 años de la iniciativa de integración bolivariana expresada en el Congreso Anfictiónico de Panamá, en pleno centenario de la Revolución Rusa, y a 50 años del asesinato en combate del internacionalista Ernesto “Che” Guevara. Fueron parte de la misma representantes de diversos países de América Latina y el Caribe, entre los que se contaron delegaciones de Haití, Trinidad y Tobago, República Dominicana, Guatemala, Cuba, México, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Panamá, Argentina, Brasil, Bolivia, Perú y Colombia.

El motivo del encuentro fue evaluar la estrategia definida en la Asamblea Continental para los años por venir, así como balancear la construcción orgánica de la articulación de ALBA Movimientos, en un contexto excepcional de avanzada imperialista y de recrudecimiento de la agresión a los militantes y movimientos populares de todo el continente. Los delegados y delegadas presentes evaluaron entonces lo realizado en torno a seis ejes del proyecto de integración: el internacionalismo solidario, la batalla ideológica por la identidad y la cultura de nuestros pueblos, la defensa de los derechos de la madre tierra y la soberanía popular, la economía para el buen vivir (en procura de otro paradigma económico), la democratización y la construcción de poder popular, y el desarrollo de feminismos populares (atendiendo al gran dinamismo y protagonismo de la agenda feminista y por la diversidad sexual).

En cuanto a las perspectivas futuras, se puntualizó la necesidad de jerarquizar la batalla ideológica, particularmente en su dimensión comunicacional, ante la necesidad de fortalecer una plataforma continental de medios alternativos que aún está por debajo de los requerimientos de la etapa, y de la tremenda influencia de las grandes corporaciones mediáticas de la burguesía. También se proyectaron diversas estrategias de formación política desde una perspectiva descolonizadora y nuestroamericana.

En cuanto al internacionalismo militante, se ratificó la continuidad de las brigadas permanentes en Haití y en Venezuela. Se proyectaron, también, nuevas iniciativas de la solidaridad con la nación bolivariana y con su proceso constituyente, así como también contra el cada vez más deslegitimado bloqueo contra Cuba, y en favor del proceso de paz en Colombia, afectado por el incumplimiento gubernamental de pactos suscritos y por el asesinato reiterado de líderes y lideresas populares. También celebramos el proceso de fortalecimiento de las organizaciones del ALBA del Caribe, quienes vienen de realizar su propia asamblea: en ese sentido, la realización del encuentro en Panamá permitió una mayor representación de los movimientos de Mesoamérica y el Caribe.

En resumidas cuentas, la IV Reunión de Coordinación Continental cumplió sus objetivos, estrechando los lazos de solidaridad latinoamericana y caribeña, trazando nuevos itinerarios para las batallas por venir, y proyectando ya la futura Asamblea Mundial de Movimientos Populares, que se realizará en Caracas en febrero de 2018, en la que hemos de converger las delegaciones de ALBA Movimientos con organizaciones de todo el mundo.

Son, entonces, numerosas y acuciantes las tareas pendientes para las organizaciones populares de Nuestra América, en la búsqueda de una integración continental plena, popular, fraterna y revolucionaria. Al decir de José Martí: “Así está Bolívar en el cielo de América, vigilante y ceñudo, sentado aún en la roca de crear. (…) Así está él, calzadas aún las botas de campaña, porque lo que él no dejó hecho, sin hacer está hoy”. “Bolívar tiene que hacer todavía”, y nosotros también.

Temas de la nota: