CABA: unidad para enfrentar al PRO

Por: Victoria Freire | 05 de julio de 2017

En la ciudad desde la que el PRO nacionalizó su proyecto, buscamos construir una oposición que recupere el distrito para las mayorías populares. Ahora Buenos Aires es una de las listas que va a competir dentro del frente Unidad Porteña que agrupa a peronistas, kirchneristas, sectores de izquierda, centroizquierda, agrupaciones sociales y culturales.

Precandidata a legisladora de la CABA

Hace diez años que los porteños y porteñas conocemos las políticas del PRO. Sabemos que es un gobierno de élite, que enriquece a los sectores que más tienen mientras la mayor parte de la población no accede a derechos elementales: vivienda propia, vacantes de nivel inicial para niños y niñas, centros integrales de la mujer en cada barrio, escuelas de doble jornada en la zona sur, una red de subte eficiente y extensa, entre otras necesidades.

A pesar de esta situación, durante todos estos años hemos visto cómo el PRO no solo logró gobernar la ciudad sino también utilizarla como vidriera para alcanzar la presidencia. Pensamos que esto no solo se explica por la capacidad del PRO sino también por la dificultad de la oposición para generar una alternativa. Hemos subestimado políticamente al macrismo, y no logramos impedir su proyección nacional en el territorio donde se fue gestando.

En el marco de un cambio de la etapa política caracterizado por fuertes medidas de ajuste y precarización de la vida, resulta imprescindible construir una nueva oposición que se proponga realmente disputar la ciudad para frenar la avanzada neoliberal en nuestro país. No es imposible. En 2015, en pleno ascenso de Macri a la presidencia, y después de dos mandatos locales consecutivos, el PRO estuvo a punto de perder la elección. La mitad de los porteños y porteñas votó una opción contraria a Larreta.

El objetivo para estas elecciones es que no se consolide un escenario hacia 2019 en el cual la CABA deba elegir nuevamente entre dos opciones del consenso Cambiemos, y que la opción real de gobierno sea un espacio plural cuyo punto de partida sea definirse como antineoliberal.

Un proyecto para la ciudad

La CABA es el distrito más rico del país, pero también donde anidan grandes desigualdades sociales. La brecha entre el norte y el sur, el desarrollo del negocio inmobiliario y el deterioro de los servicios públicos son algunas de las problemáticas que se han profundizado en estos años de hegemonía del PRO.

No se trata de un gobierno infranqueable. Más bien entendemos que hoy tenemos una gran oportunidad. El desafío es instalar una fuerza alternativa que sea capaz de gobernar. Para eso es ineludible ser críticos de nuestras limitaciones y construir un proyecto para la ciudad. El Frente para la Victoria y los partidos progresistas y de izquierda no hemos sido capaces todos estos años de ofrecer a la población una propuesta local. En muchos casos, directamente las propuestas se presentaron como sucursales de un proyecto nacional, con serias dificultades para superar su techo político.

Asimismo, se promovió una lectura “autojustificatoria” de las limitaciones propias: que la CABA es esencialmente conservadora y que solo podemos conformarnos con un 20% o 25% de los votos.

Sin embargo, este suelo ha sido epicentro de enormes movilizaciones contra el gobierno de Macri. Todos los días, miles de personas se comprometen en diferentes espacios con lógicas contrapuestas a las del libre mercado.

Tenemos que gestar una propuesta que le permita a la población imaginar un futuro mejor. Necesitamos una fuerza que sea capaz de construir un programa modernizador, con la valentía de enfrentar a las élites, y que esté protagonizada por la gente.

Por eso, Ahora Buenos Aires se propone ser una plataforma ciudadana que supere la forma de partidos políticos, que permita la más amplia participación, que busque crear un proyecto para la ciudad a partir de 4 causas fundamentales: la defensa de la soberanía nacional, una nueva democracia del siglo XXI, el financiamiento transparente y la defensa de todos los derechos.

Otra generación, otra política

La principal oposición al macrismo durante estos años se expresó en los conflictos por la vivienda, por la educación, por las políticas públicas y contra la violencia institucional. Hay que incorporar la agenda de todos esos espacios, que expresan la vida real y social de la gente. El sujeto tiene que ser la gente común y no el político profesional. Esto implica inventar una nueva cultura política, generar un cambio en las lógicas de participación, de gobierno y administración de lo público. Que quienes seamos elegidos y elegidas respondamos verdaderamente a los intereses de quienes nos votan, no a las corporaciones. El PRO pretende mostrarse como un gobierno preocupado por el ciudadano común (“en todos estás vos”) pero sus políticas solo favorecen a un puñado de empresarios, generalmente amigos del partido de gobierno.

La plataforma Ahora Buenos Aires es también un acontecimiento generacional. Aprendemos de las experiencias políticas que nos precedieron para contribuir a un proyecto para el futuro. Como las feministas, decimos “nos mueve el deseo”: queremos (y merecemos) vivir en una ciudad más justa e igualitaria.

La lista de Ahora Buenos Aires competirá en las PASO el próximo 13 de agosto y postula a Itai Hagman como precandidato a diputado nacional, junto a la abogada Elizabeth Gómez Alcorta. Para legisladores, a Jonathan Thea y a mí. Buscamos expresar las voces de quienes vivimos en la CABA a través de referentes de la economía popular como Jacqui Flores; de la democracia en los medios de comunicación, como Natalia Vinelli; del movimiento LGTTBI, como Alma Fernández y José María Di Bello; de las PyMEs, como Leo Bilansky, y muchos y muchas más. Hace meses constituimos esta plataforma con organizaciones como Seamos Libres, La Colectiva, el Partido de la Red, centros culturales y barriales. Esperamos llegar a la Legislatura y el Congreso con la expectativa de seguir apostando a otra forma de hacer política, con el compromiso de contraponernos a los negociados del PRO y con la enorme responsabilidad de hacer crecer una alternativa que recupere el porvenir para los porteños y las porteñas.

Temas de la nota: