¿Dónde está Santiago Maldonado?

Por: Patria Grande | 06 de septiembre de 2017

Al cierre de esta edición, se cumplen 36 días desde la desaparición forzada de Santiago Maldonado. Cada mañana, cada tarde y cada noche de estos 36 días fuimos millones de personas las que nos preguntamos simplemente: ¿dónde está?

Al estremecimiento de pedir nuevamente la “aparición con vida” de un nuevo desaparecido en democracia se suman los escalofríos de encontrar en la vereda de enfrente un gobierno decidido a encubrir el caso, dar un mensaje de impunidad a las fuerzas de seguridad, plantar pistas falsas, estigmatizar al pueblo mapuche, generar confusión y odio a través de los grandes medios de comunicación, infiltrar y reprimir las manifestaciones pacíficas y detener a mansalva hasta a periodistas que cumplían con su trabajo.

Sabíamos por experiencia histórica que la aplicación de las políticas neoliberales no es posible sin el acompañamiento de la represión. La temprana detención de Milagro Sala dejó en claro que el gobierno no venía con medias tintas. Ahora la desaparición de Santiago Maldonado lleva las cosas aun más allá. Los testimonios de distintos detenidos tras la movilización del 1º de septiembre confirman que la policía es plenamente consciente de lo que está pasando: “¿Qué se creían, que la noche de los lápices era una película nada más?”, “Nos dijeron si queríamos ser el próximo Santiago Maldonado”.

La sucesión de ataques y amedrentamiento a organizaciones sociales, gremiales y políticas es promovida y hasta festejada por los niveles más altos del gobierno y amplificada por sus empleados en los grandes medios de comunicación. Lejos de las promesas de “unir a los argentinos”, las fuerzas de la antipatria están promoviendo el odio y la violencia de forma desembozada.  

Sin embargo, aquí estamos millones. Volviendo a dejar en claro que “adonde vayan los iremos a buscar”. Que no vamos a permitir “ni un paso atrás”. Que atravesamos y sobrevivimos tiempos peores. Y que más temprano que tarde, resistiendo en unidad y apostando a construir una alternativa, vamos a vencer.

Temas de la nota: