Editorial: a las calles contra el paquete de reformas

Por: Patria Grande | 23 de noviembre de 2017

“Tal como lo anticipó, tras las elecciones de octubre, el presidente Macri promueve reformas regresivas (‘permanentes’, las denomina) en materia tributaria, previsional y laboral, que integran una nueva etapa del ajuste que emprendiera en diciembre de 2015”. Estas justas palabras forman parte del documento final aprobado en el “Encuentro Militante por la Soberanía Nacional y Popular” del lunes 20 de noviembre, organizado por la Corriente Federal de Trabajadores y en el que participaron también las dos CTA, Pablo Moyano y otros sectores gremiales. El evento concluyó con la convocatoria a las calles de estos sectores para cuando la reforma laboral se trate en el Senado.

Por otro lado la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular ya realizó el 15 de noviembre una jornada nacional de lucha bajo el lema “Sin tierra, techo y trabajo, la reforma es contra los de abajo”, con más de 3000 actividades en todo el país para pedir el urgente tratamiento de la Ley de Emergencia Alimentaria, impulsar una ley integral de la Economía Popular, rechazar la reforma laboral y jubilatoria, y solicitar mayor presupuesto en las áreas de prevención y atención de adicciones. Posteriormente, el martes 21 junto a la CCC y Barrios de Pie impulsó una movilización a las sedes de ANSES de todo el país para reclamar el bono correspondiente a los jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo.  

Ambas expresiones de lucha representan hoy importantes reagrupamientos populares contra el programa del gobierno nacional, capaces de convocar a centenares de miles de personas a las calles. Su vocación combativa, por lo tanto, representa una esperanza concreta para la lucha en defensa de los derechos de las mayorías populares.  

Sin embargo, mientras tanto, el gobierno nacional logró mostrar un acuerdo con los gobernadores para realizar un duro ajuste fiscal y previsional, así como también consiguió el aval del triunvirato de la CGT, luego de un ida y vuelta, para el proyecto de reforma laboral. Lamentablemente no son pocas las fuerzas “opositoras” que a la hora de los hechos respaldan al gobierno en la profundización del ajuste.

En este marco, es fundamental reafirmar la más amplia movilización popular en las calles, haciendo los esfuerzos necesarios para aportar al mayor marco de unidad posible y apuntando a construir un frente social y político que pueda frenar la avanzada neoliberal en nuestro país. Es en la práctica de la lucha popular donde se podrá ir construyendo el proyecto de país que necesitamos para alumbrar una alternativa política al neoliberalismo.     

Temas de la nota: