¿El Estado com aguantadero? Un nuevo ataque de Macri contra los estatales

Por: Patria Grande | 21 de abril de 2017

En las últimas horas Mauricio Macri parece haber inaugurado un nuevo proceso de ataque al conjunto de trabajadores y  trabajadoras estatales. En el marco de la presentación del denominado Compromiso Federal por la Modernización del Estado, el presidente aseguró que “tenemos que  dejar de lado la intervención nociva de la política en transformar el Estado en aguantadero, en lugar de algo que jerarquiza y potencia” y, a su vez, pidió “mayor transparencia y eficiencia en el servicio de la administración pública”. Estas declaraciones se suman a las ya célebres frases que hablaban de “ñoquis” y “grasa militante”  como eufemismos para iniciar un proceso de recortes de tareas y despidos masivos en el Estado.

Sería interesante recordarle al presidente de la Nación que los laburantes del “Estado aguantadero” al que hace referencia son los encargados de hacer funcionar los hospitales, abrir los colegios, actuar ante casos de violencia de género, diseñar políticas públicas como la Asignación Universal por hijo, entre tantas otras tareas.

Sin embargo, sería muy ingenuo de nuestra parte pensar que la dificultad del presidente pasa por una cuestión de falta de memoria. Claramente, el problema pasa por el hecho de que el Estado, para la Alianza Cambiemos, es un espacio que sólo debe representar sus intereses. Cuando el Estado se hace cargo de deudas millonarias de empresas privadas, cuando le regala nuestros recursos a las mineras y los grandes terratenientes, cuando contrata miles de funcionarios que cobran diez veces o más lo que cobramos en promedio los/as estatales, Macri no ve un “Estado aguantadero” de las grandes empresas y sus representante.

En definitiva, este nuevo ataque discursivo del Poder Ejecutivo deja entrever claramente que se prepara el terreno para una nueva embestida contra el empleo público y los derechos que garantizamos para el conjunto de la sociedad. Asimismo, confirma el  carácter de clase de este gobierno que, a través de las agresiones a los estatales y docentes, intenta disciplinar al resto de los trabajadores y las trabajadoras, para lograr su principal objetivo en materia económica: destruir nuestro salario y la capacidad de organización para, de esta forma, lograr que lleguen las tan esperadas inversiones.

Por todo esto, desde ESTATALES DE PIE insistimos con la necesidad de organizarnos en unidad para resistir estos embates, con el objetivo de construir la fortaleza necesaria para derrotar este modelo económico y construir uno que esté en favor de lo/as que vivimos de nuestro esfuerzo diario.