En Chile apoyamos al Frente Amplio

Por: Patria Grande | 13 de noviembre de 2017

Las próximas elecciones presidenciales y legislativas del 19 de noviembre en Chile se llevan adelante en un momento en el cual la ofensiva neoliberal avanza en Nuestra América. El golpe de estado en Brasil en 2016 y el fortalecimiento del macrismo en Argentina son expresión de ese avance actualmente.

En este contexto regional la posible vuelta al gobierno de Sebastián Piñera, que expresa directamente los intereses de los grupos económicos concentrados, representa la continuidad de lo peor del pasado neoliberal y pinochetista de Chile. Lamentablemente los sucesivos gobiernos de la Concertación y de la Nueva Mayoría se han adaptado al orden político heredado de la dictadura y a los mandatos del neoliberalismo. Por esa razón consideramos que la candidatura de Alejandro Guillier, en lugar de profundizar la democracia y encarar un proceso de transformaciones estructurales, expresa la continuidad de un status quo funcional a las élites.

Para construir una alternativa a la regresión derechista de Piñera y a la continuidad de Guillier, en el último año ha surgido el Frente Amplio que postula a Beatriz Sánchez como candidata a presidenta. Es una experiencia que valoramos al haber logrado la unidad y la amplitud necesaria entre una diversidad de movimientos, partidos y dirigentes del campo popular que se proponen enfrentar al neoliberalismo.

Es el Frente Amplio la fuerza política que hoy sostiene que hay que terminar con el sistema de pensiones privatista de las AFP y la privatización del agua. Es la fuerza que propone garantizar los derechos a la salud y a la educación que se encuentran mercantilizados en el país. También es el frente que se propone reconocer a Chile como Estado plurinacional y lograr la integración regional construyendo lazos de solidaridad con los pueblos de Nuestra América. Y, en un país atravesado por una clase política sumamente machista y patriarcal, es el Frente Amplio el único que postula a una candidata a presidenta feminista.

Así como el año pasado la ciudadanía en Valparaíso logró que Jorge Sharp sea su próximo alcalde para terminar con el duopolio que gobernaba la ciudad, en esta elección Beatriz Sánchez puede terminar con el control político de las élites en Chile.

Con el pueblo chileno nos hermana una tradición de lucha independentista desde Manuel Rodríguez y San Martín hasta la actualidad. Nos une la necesidad de emanciparnos del eurocentrismo y la necesidad de lograr que nuestros estados se reconozcan como plurinacionales. Nos une la necesidad de lograr memoria, verdad y justicia sobre los crímenes perpetrados por las últimas dictaduras cívico-militares. Nos une el enorme movimiento de mujeres y de la diversidad que busca terminar con los privilegios y la opresión del patriarcado.

Y hoy, más que nunca, nos une la necesidad de poner un freno al proyecto neoliberal que atenta cotidianamente contra la democracia y la soberanía de nuestros pueblos. Por esa razón el próximo 19 de noviembre apoyamos al Frente Amplio y queremos que Beatriz Sánchez sea la próxima presidenta de Chile.

Viviremos y venceremos!