(EXCLUSIVA WEB) Finalizó la Cátedra Libre “Ramón Carrillo”

Por: Patria Grande | 19 de julio de 2017

SONY DSC

En la Universidad Nacional de La Plata finalizó la quinta edición de la Cátedra Libre “Ramón Carrillo”, un espacio académico que reúne desde hace seis años a cientos de graduados, estudiantes y trabajadores que se acercan en busca de discusiones que no encuentran en las currículas de las carreras de salud.   

La cátedra es un espacio de reflexión permanente y de construcción de un conocimiento colectivo en donde recuperar una larga tradición de lucha por la defensa de una salud pública. E implica, a su vez, la búsqueda generar un pensamiento sanitario popular, feminista y nacional, en el que concebirnos como sujetos de derecho. Si entendemos que en América Latina es necesario recuperar los derechos humanos desde la salud, es porque su vulneración, frecuente en nuestra historia, es una marca que tenemos grabada a fuego. Hablar de derechos es hablar de salud.  Y, por lo tanto, la universidad tiene que ser un ámbito de discusión, de intercambio y producción de saberes, de libertad y de crítica. Sin libertad no hay universidad, no hay comunidad, ni perspectivas ciertas de una sociedad mejor.

Entendemos que la realidad, por su complejidad intrínseca, no puede ser abordada desde un solo saber, ni entendida desde un solo discurso. Cuando entendemos la realidad como algo lineal, esta se nos escurre entre los dedos. Pensar en la complejidad es entender que precisamos de una suma de actores para dar una mejor respuesta sanitaria, y es por esto que partimos desde una perspectiva transdisciplinar, en donde ningún saber sea dueño de nuestros cuerpos. Este espacio nace para dar una disputa ideológica sobre el concepto de salud que se promueve en las aulas, poniendo en juego el para qué y el para quiénes nos formamos, dando lugar a prácticas novedosas y transformadoras como trabajadores de la salud.

Este proyecto nació en 2011 junto a un grupo de estudiantes, docentes y trabajadores de la salud, cuando entendimos que lo que se discutía dentro de las aulas universitarias no mantenía relación alguna con los problemas de salud que las clases trabajadoras atraviesan a diario. Cuando alguien intenta acercarse al sistema de salud se encuentra con innumerables dificultades para acceder a esa asistencia: con situaciones de discriminación por parte del personal sanitario, con los prejuicios que los saberes hegemónicos interponen, con profesionales elitistas que no entienden la realidad social de quienes tienen un padecimiento, o con la ausencia de los mismísimos trabajadores, ya que éstos han migrado al sector privado.

Nuestro posicionamiento nace en oposición a la formación tradicional y conservadora, como la que se dicta en las carreras de Ciencias Médicas de la UNLP. El conocimiento que se genera ahí dista mucho de centrarse en los problemas de salud que en el cotidiano viven miles de argentinas y argentinos. Se imparte un saber basado en el modelo médico hegemónico que otorga al médico un estatus privilegiado y una función al servicio de las grandes corporaciones farmacéuticas y de tecnologías de la salud. Desde este espacio, defendemos el sistema público y entendemos que el lugar de quienes trabajan en salud tiene que ser junto a las necesidades de nuestro pueblo.

Las políticas sanitarias de la gestión de Cambiemos

Hace ya año y medio que tenemos un gobierno que tiene como claro objetivo avanzar sobre nuestros derechos legítimamente conquistados como pueblo, y la salud no escapa a estas tentativas. La salud no es una mercancía sino un derecho fundamental para la vida, y es un deber del Estado garantizar y adoptar las medidas que sean necesarias para que cada integrante de este país pueda acceder a ella. Cambiemos se propone profundizar precisamente un cambio al servicio de las grandes corporaciones de la salud. Recortes en las pensiones por discapacidad, recortes en las prestaciones del PAMI, avances sobre la Ley Nacional de Salud Mental y sobre el programa Remediar, desmantelamiento de programas destinados a la atención primaria y de otros orientados al combate de las enfermedades endémicas. Y la frutilla del postre es la propuesta de la Cobertura Universal de Salud. ¿De qué cobertura habla esta reforma si el sistema de salud actual ya otorga cobertura a quienes habitamos la Argentina? Se trata nada más que de una propuesta de privatización encubierta, en donde el ciudadano que carezca de recursos se verá limitado en el número y tipo de prestaciones que el Estado le ha de cubrir. Ahora más que nunca es fundamental sostener estas trincheras desde donde defender la salud pública, de calidad y al servicio de las grandes mayorías.  

La salud del sistema y los sistemas de salud

Durante el primer semestre de este año, la cátedra dictó el seminario “La salud del sistema y los sistemas de salud”, desarrollado en siete encuentros y tuvo el lujo de contar como docente a cargo al Dr. Mario Rovere, reconocido sanitarista y ex viceministro de Salud. En el cierre, Rovere estuvo acompañado por Daniel Gollán, ex ministro de Salud de la Nación; por Sebastián Tiozzo, médico de familia formado en Cuba, especializado en el trabajo con comunidades indígenas; Héctor Carrica, delegado de ATE en el Ministerio de Salud de la Nación; y Susan López, socióloga y docente de la Facultad de Trabajo Social de la UNLP.

Quienes construimos este espacio entendemos que la salud no es algo que hacemos los trabajadores sanitarios, sino que la salud es un proceso que debe construir el pueblo empoderado, caminando hacia adelante, transformando su realidad y forjando su destino. Se trata de dar lugar a una salud colectiva, emancipadora y pensada desde nuestra realidad nacional y latinoamericana.

Temas de la nota: