Luciano Arruga: 8 años buscando la verdad

Por: Patria Grande | 28 de enero de 2017

Cada fin de enero, los y las militantes por una memoria activa, por los derechos humanos de ayer y de hoy, por una niñez y juventud con derechos plenos, por los y las pibes humildes, todos y todas tenemos cita en el Partido de La Matanza. Nos encontramos para honrar la vida, buscar la verdad y seguir exigiendo justicia por aquel pibe de barrio que tuvo la dignidad y la valentía de decirle NO a las redes delictivas tejidas por la Policía Bonaerense. Hablamos de Luciano Nahuel Arruga.
Y esta pérdida irremplazable, el saber que hace 8 años una institución, amparada por el poder político, empresarial y judicial, nos arrebató a un pibe más, uno de los nuestros, hoy nos convoca a luchar por tantos otros y otras que siguen siendo ninguneados, excluidos y torturados. En este cambio de etapa, donde la derecha se ve más fortalecida que nunca e instala nuevamente el demagógico debate sobre la baja de la edad de imputabilidad, las fuerzas del campo popular no debemos ceder ni negociar un milímetro ante la agenda de aquellos que hambrean y vulneran los derechos de nuestros jóvenes en los barrios.
Luciano siempre ha sido para nosotros la cara visible de una juventud golpeada (ya hace rato) por un sistema injusto, que estigmatiza, hostiga y mata a la juventud, al futuro mismo. Luchar por cada uno de estos jóvenes en este contexto tan adverso nos llama a la máxima unidad posible para enfrentar a un gobierno que ajusta, empobrece y tiene como única solución la cárcel, pero también nos tiene que permitir reflexionar sobre cómo crear nuestra propia agenda como campo popular, antes de estar corriendo sobre una agenda ajena.
Este enero nos convoca a seguir buscándo la verdad y la justicia para Luciano. Si bien se ha logrado la recuperación del destacamento de Lomas de Mirador donde sabemos que Luciano fue torturado, si bien se logró la prisión de Diego Torales por torturas antes de su desaparición, aún es necesario saber qué sucedió exactamente desde aquel 31 de enero de 2009 cuando se lo vio por última vez. ¿Cuál fue el rol de los subtenientes Daniel Vázquez y Oscar Fecter de Lomas de Zamora, los subcomisarios Néstor Díaz de Esteban Echeverría y Ariel Herrera de Morón, los oficiales Martín Monte de Pompeya, Damián Sotelo, José Márquez y Hernán Zeliz?
Y ahí estaremos. Acompañando a sus familiares, a sus amigos, exigiendo justicia, y el derecho a saber la verdad. Por juicio y castigo a los responsables de la represión y el gatillo fácil, contra la criminalización de la pobreza y la baja de edad de imputabilidad, por todo esto gritamos una vez más y bien fuerte: ¡Luciano Arruga y todos los pibes y pibas asesinados por la Bonaerense, Presentes! ¡Todos y todas somos Luciano!

Temas de la nota: