No podrán callarnos! Reprimir a comunicadores es reforzar el cerco mediático

Por: Patria Grande | 03 de septiembre de 2017

Repudiamos el accionar de las fuerzas represivas del Estado llevado a cabo el día de ayer en el marco de las manifestaciones para reclamar por la aparición con vida de Santiago Maldonado en distintos lugares del país.

Hasta el momento, hemos tomado conocimiento de la represión en la localidad de El Bolsón, en la ciudad de Santa Fe, donde hubo tres detenidos, y en la ciudad de Buenos Aires, donde los detenidos y detenidas suman más de 30 y están incomunicados. Esto sumado a los allanamientos ocurridos a locales de organizaciones sociales y políticas el día jueves en Córdoba.

Gracias a la presión popular se logró que el juez Martínez De Giorgi adelantara 24 horas la convocatoria a indagatorias de los detenidos y detenidas, que estaba prevista realizarse en un primer momento el lunes por la mañana en Comodoro Py. Las mismas se realizarán finalmente este domingo a las 8 a.m.

Dos de los detenidos en la comisaría de la comuna 15, Juan Pablo Mourenza y Ezequiel Medone, son comunicadores populares, miembros de la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA). Otro es el reportero gráfico Daniel Lara, que estaba fotografiando los acontecimientos.

Desde PATRIA GRANDE expresamos nuestra solidaridad y exigimos la inmediata liberación de los y las compañeros detenidos y que se garanticen todos sus derechos.

Desde hace meses venimos afirmando que este modelo neoliberal sólo cierra con represión. El caso más patente de esto fue el operativo de la Gendarmería en la comunidad mapuche hace un mes, que terminó con la desaparición de Santiago Maldonado.

La represión de comunicadores, además, intenta acallar voces, desinformar. Porque se reprimió, entre otros, a periodistas que iban a contar los hechos. Porque la sociedad sólo se enteró de la desaparición de Santiago Maldonado por la presión desde abajo, la de los medios comunitarios, alternativos y populares que desde el primer día lo denunciaron y la de las redes sociales, que no dieron lugar a los medios masivos para seguir ocultando la desaparición. Porque la represión del día de ayer tuvo como consecuencia que en la tapa de los diarios nacionales de mayor tirada hoy salieran fotos de la violencia y no de las cientos de miles de personas que reclamaron pacíficamente por la aparición con vida de Santiago Maldonado.

Porque el gobierno ya ha demostrado que necesita de un cerco mediático funcional a sus intereses para ocultar sus crisis, sus errores y sus objetivos políticos. Porque al gobierno nacional no le conviene que se garantice el derecho a la comunicación.

El Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) emitió en el día de hoy un comunicado en el que solicitan al fiscal que revise con urgencia la situación procesal de los detenidos, así como su estado de incomunicación y detención. Afirman que los detenidos estaban en el ejercicio de su trabajo profesional que garantiza el derecho a la información de toda la ciudadanía. “La actividad de prensa goza de una intensa tutela constitucional y es la garantía de los ejercicios de los demás derechos”, resaltan.

En esa misma línea decimos: reprimir comunicadores es acallar voces, es no permitir que se garantice el derecho a la información y la comunicación, es atacar a la libertad de expresión.

EXIGIMOS LA LIBERACIÓN INMEDIATA DE LOS PERIODISTAS Y DE TODOS LOS DETENIDOS Y DETENIDAS POR LAS MOVILIZACIONES DE AYER EN TODO EL PAÍS.

RENUNCIA INMEDIATA DE LA MINISTRA DE SEGURIDAD PATRICIA  BULLRICH.

SEGUIMOS EXIGIENDO LA APARICIÓN CON VIDA DE SANTIAGO MALDONADO.