Paremos el país para derrotar la ofensiva neoliberal!

Por: Patria Grande | 04 de abril de 2017

Finalmente, y luego de meses en que vastos sectores sociales, sindicales y políticos lo reclamaran, el triunvirato de la CGT anunció primero y ratificó después, un paro general de actividades para este jueves 6 de abril. Motivos sobran. Cientos de miles de despidos en todo el país en el sector público y privado, aumento pronunciado de las tarifas y del costo de la vida, ataque contra el fuero del trabajo nacional, los derechos laborales y convenios colectivos, destrucción de industrias y de establecimientos comerciales. Sin embargo el triunvirato se tomó su tiempo. Jamás hubiera decretado el paro sin las importantes luchas de masas del año pasado y de este.

La lucha del movimiento de mujeres, de los trabajadores de la economía popular, de los gremios agrupados en las CTA, del gremio bancario y fundamentalmente la gran pelea de los y las docentes venían reclamando esta necesaria herramienta que permita unificar los diversos reclamos y asestarle un duro golpe al gobierno nacional. La presión ejercida por las bases de los principales gremios de la CGT (que se expresó con contundencia en la propia movilización convocada por el triunvirato) y el histórico “marzo caliente” que mostró una enorme masividad en las calles, fueron determinantes a la hora de que la dirección de la central obrera más importante del país convocara el paro en un primer momento y lo ratificara finalmente. 

Este paro será histórico porque por primera vez en muchos años pararán las 5 centrales obreras y la mayoría de sus gremios. Solo se quedarán afuera de esta histórica jornada el oficialista y patronal “Momo Venegas” y la decena de gremios menores que le responden.

Pero no debemos confundirnos, el paro del 6 de abril lo ganamos nosotros y nosotras. Los que hace meses venimos poniendo el cuerpo y la cabeza para enfrentar a este modelo económico y a la política de ajuste del gobierno de Cambiemos. En unidad hemos impulsado luchas históricas que durante estos 15 meses de gobierno han preanunciado la necesidad del paro general. Ahora resta trabajar la histórica jornada en nuestros gremios y lugares de trabajo y dar la discusión necesaria que lo que necesitamos los trabajadores y trabajadoras, así como el conjunto del pueblo, es un plan de lucha nacional que se proponga derrotar a este modelo económico, sus consecuencias sociales y a la política de ajuste del gobierno. Los trabajadores debemos animarnos a impugnar de conjunto la política económica actual y a proyectar el país que soñamos: justo, soberano, independiente e igualitario, no en un sentido simplemente económico sino también social, donde las desigualdades de género sean un triste recuerdo del pasado.

La clase obrera argentina ha dado a lo largo de su historia muestras contundentes de que es posible vencer al enemigo incluso en las condiciones más adversas. La lucha de la resistencia peronista contra las diferentes dictaduras, el Cordobazo, las gestas históricas contra la última dictadura militar y la rebelión del 2001 son solamente algunos ejemplos de lo potente que pueden ser nuestra luchas si priorizamos la unidad por sobre las diferencias. Este jueves 6 debemos conmover al país una vez más y escribir otra página de historia con el convencimiento de que, como dijo un viejo militante: podemos vencer, ningún dios dijo jamás que no podíamos hacerlo.

Paremos el país por:

– Paritarias libres y sin techos. Salarios dignos para todos los gremios.
– Basta de despidos y suspensiones.
– En defensa de nuestros derechos y conquistas.
– No al traspaso a la CABA de la justicia nacional del trabajo.
– En apoyo de la lucha docente en todos sus niveles.
– Plan de lucha nacional.