Un año después del balotaje

Por: Patria Grande | 24 de noviembre de 2016

Hace un año, Macri ganaba por escaso margen el balotaje. “No da lo mismo” y “Macri Jamás” fueron las consignas que agruparon una convicción muy clara: había que salir a militar en las calles porque con Macri llegaba al gobierno lo más descarnado de la ofensiva empresarial contra el pueblo. Hoy podemos decir que, lamentablemente, no nos equivocamos.

Muchas cosas han pasado desde entonces. Nuestro pueblo vive peor, tenemos menos derechos y nuestras luchas se desarrollan en un contexto más adverso. Cientos de miles hemos estado en las calles durante este año resistiendo, reclamando, defendiendo lo que es nuestro, pero no ha sido suficiente.

Resistir en unidad y construir la alternativa son para nosotros las dos tareas centrales del movimiento popular en la nueva etapa política.

Los debates que arrastramos de la etapa previa son una dificultad a superar. Pero también los posicionamientos frente al actual gobierno y distintas concepciones de acumulación popular nos terminan dividiendo. En algunos casos, porque no se asume que la unidad que necesitamos es una unidad de lucha, en la calle, de confrontación con el actual gobierno. En otros, porque se sostiene una unidad que es posible solo entre los que piensan igual, excluyendo a la mayor parte de las expresiones populares.

Algunas organizaciones compañeras piensan que una opción al macrismo puede surgir de acuerdos con sectores de la política tradicional que hoy le están otorgando gobernabilidad a Cambiemos. Otras organizaciones se auto-asignan el rol de vanguardia esclarecida y por lo tanto excluyen cualquier posibilidad de unidad con otras expresiones populares. También hay compañeros y compañeras que sostienen que el camino es sencillamente el retorno de la experiencia política que gobernó en la última década.

Nuestra organización no comparte estas orientaciones y, humildemente y sin considerarnos sabedores de ningún camino seguro, proponemos desarrollar un amplio y democrático debate en el movimiento popular para forjar un nuevo proyecto histórico de transformación.

Debemos asumir la responsabilidad de hacerlo urgentemente. De lo contrario, serán aquellos que hoy co-gobiernan con Macri, los que les votan las leyes y le garantizan la gobernabilidad –Massa, Bossio, Gioja, Stolbizer– los que capitalizarán el día de mañana la bronca con Macri y su coalición.

Un año después, aquí estamos. Luchando, construyendo, buscando fortalecer poder popular en la resistencia. Con golpes encima y algunos retrocesos, pero de ninguna manera derrotados.

Temas de la nota: